Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Curso Shakespeare y Cervantes

Campus Bilbao |

Presentación

Shakespeare y Cervantes. Un recorrido por la Inglaterra Isabelina y la España de los Austrias


Duración del curso

Un año escolar, se desarrolla a lo largo de dos semestres(octubre-enero y febrero-junio).
 

Coordinación académica: Yolanda Lázaro Fernández

Doctora en Ocio y Potencial Humano, Licenciada en Psicología, Máster en Gestión de Ocio, especialidad Gestión Cultural. Es investigadora del Instituto de Estudios de Ocio. Pertenece al equipo de investigación “Ocio y Desarrollo Humano” reconocido por el Gobierno Vasco

Ampliar la información
Ocultar la información
+-

Hay personajes que parecen ser capaces de definir toda una época; pero que, al mismo tiempo, serían incomprensibles sin la época que les tocó vivir. Miguel de Cervantes y William Shakespeare son dos de ellos. Ambos son las cabezas más visibles y geniales de un período que, pudiendo parecer perderse en los siglos, resulta fascinante para conocer la Europa de nuestros días. El siglo de oro español y la Inglaterra isabelina supusieron una eclosión extraordinaria de talento en dos galaxias culturales muy diferentes que tenían, sin embargo, muchísimos puntos en común. Este curso pretende acercar al alumnado a ese diálogo, a veces secreto, a veces de gran notoriedad, entre dos de los momentos más influyentes en la construcción política, social y artística de Europa. 

El difuminado período que va desde 1492 hasta el último tercio del siglo XVII, permitirá recorrer un paisaje tan complejo como atractivo: el Siglo de Oro asume de manera efervescente, y a veces polémica, la herencia de las tres grandes religiones de Occidente –el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam–, empujando al Renacimiento hacia el Barroco. Esto convierte tanto al siglo de Oro de la España habsbúrgica como a la Inglaterra isabelina, en su transición a la dinastía Estuardo, en uno de los momentos probablemente más bellos y críticos de Europa: nace el Humanismo asociado al impulso de las gramáticas modernas y florece el pensamiento político en un contexto en que se revisan en profundidad las relaciones entre confesiones religiosas y construcciones estatales. De Trento a la Contrarreforma, la vida cotidiana y la vida espiritual, las fidelidades del alma y los avatares de la sociedad, se entrecruzan con una intensidad que suscitará sin duda el interés del alumno, gracias a relatos de enorme viveza histórica.

Y, de todo ello, deja testimonio un arte que, en todas sus disciplinas, habla de un tiempo de transformación: la pintura –es la España de Velázquez–, la nueva arquitectura religiosa y civil de las ciudades y, claro, la música –es el tiempo de la más genial música escénica y sacra, de Tomás Luis de Victoria a William Byrd–. Por supuesto, el teatro como gran metáfora del mundo –de hecho, sería la muerte de Calderón la que pondría broche al siglo de Oro–, la poesía –con la mística como síntesis sublime de los valores espirituales de la época– y la literatura como espejo crítico de una realidad que reunió todo para atrapar aún hoy nuestro interés. Muy pocas veces se tiene –como en el siglo XVII, con sus anchas orillas– la oportunidad de entender hasta qué punto la productividad artística dialoga con el pensamiento filosófico, cómo el pensamiento filosófico se enreda en los asuntos políticos de Europa, y cómo la política europea influye en la vida de las gentes. El crítico Harold Bloom pudo decir que Shakespeare “inventó lo humano”: no es exagerado, tampoco en el caso de Cervantes. Pues, tanto uno como otro, no solo fueron hijos geniales de tiempos fascinantes. Fueron también, y sobre todo, quienes descubrieron una forma de "humanidad" que, tanto en sus compromisos sociales y políticos, como en sus horizontes espirituales y estéticos, ya nunca sería igual después de ellos.
 

Ver programa completo

Presentación

Shakespeare y Cervantes. Un recorrido por la Inglaterra Isabelina y la España de los Austrias


Duración del curso

Un año escolar, se desarrolla a lo largo de dos semestres(octubre-enero y febrero-junio).
 

Coordinación académica: Yolanda Lázaro Fernández

Doctora en Ocio y Potencial Humano, Licenciada en Psicología, Máster en Gestión de Ocio, especialidad Gestión Cultural. Es investigadora del Instituto de Estudios de Ocio. Pertenece al equipo de investigación “Ocio y Desarrollo Humano” reconocido por el Gobierno Vasco

Ampliar la información
Ocultar la información
+-

Hay personajes que parecen ser capaces de definir toda una época; pero que, al mismo tiempo, serían incomprensibles sin la época que les tocó vivir. Miguel de Cervantes y William Shakespeare son dos de ellos. Ambos son las cabezas más visibles y geniales de un período que, pudiendo parecer perderse en los siglos, resulta fascinante para conocer la Europa de nuestros días. El siglo de oro español y la Inglaterra isabelina supusieron una eclosión extraordinaria de talento en dos galaxias culturales muy diferentes que tenían, sin embargo, muchísimos puntos en común. Este curso pretende acercar al alumnado a ese diálogo, a veces secreto, a veces de gran notoriedad, entre dos de los momentos más influyentes en la construcción política, social y artística de Europa. 

El difuminado período que va desde 1492 hasta el último tercio del siglo XVII, permitirá recorrer un paisaje tan complejo como atractivo: el Siglo de Oro asume de manera efervescente, y a veces polémica, la herencia de las tres grandes religiones de Occidente –el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam–, empujando al Renacimiento hacia el Barroco. Esto convierte tanto al siglo de Oro de la España habsbúrgica como a la Inglaterra isabelina, en su transición a la dinastía Estuardo, en uno de los momentos probablemente más bellos y críticos de Europa: nace el Humanismo asociado al impulso de las gramáticas modernas y florece el pensamiento político en un contexto en que se revisan en profundidad las relaciones entre confesiones religiosas y construcciones estatales. De Trento a la Contrarreforma, la vida cotidiana y la vida espiritual, las fidelidades del alma y los avatares de la sociedad, se entrecruzan con una intensidad que suscitará sin duda el interés del alumno, gracias a relatos de enorme viveza histórica.

Y, de todo ello, deja testimonio un arte que, en todas sus disciplinas, habla de un tiempo de transformación: la pintura –es la España de Velázquez–, la nueva arquitectura religiosa y civil de las ciudades y, claro, la música –es el tiempo de la más genial música escénica y sacra, de Tomás Luis de Victoria a William Byrd–. Por supuesto, el teatro como gran metáfora del mundo –de hecho, sería la muerte de Calderón la que pondría broche al siglo de Oro–, la poesía –con la mística como síntesis sublime de los valores espirituales de la época– y la literatura como espejo crítico de una realidad que reunió todo para atrapar aún hoy nuestro interés. Muy pocas veces se tiene –como en el siglo XVII, con sus anchas orillas– la oportunidad de entender hasta qué punto la productividad artística dialoga con el pensamiento filosófico, cómo el pensamiento filosófico se enreda en los asuntos políticos de Europa, y cómo la política europea influye en la vida de las gentes. El crítico Harold Bloom pudo decir que Shakespeare “inventó lo humano”: no es exagerado, tampoco en el caso de Cervantes. Pues, tanto uno como otro, no solo fueron hijos geniales de tiempos fascinantes. Fueron también, y sobre todo, quienes descubrieron una forma de "humanidad" que, tanto en sus compromisos sociales y políticos, como en sus horizontes espirituales y estéticos, ya nunca sería igual después de ellos.
 

Ver programa completo