Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Ética pública

El Centro de Ética Aplicada investiga procesos relacionados con la transparencia en la gestión de las Administraciones, la participación ciudadanía y la rendición de cuentas.


¿Qué es la Ética pública?

Los actos y decisiones que adoptan las instituciones y administraciones públicas se basan en unos criterios sobre qué es correcto o incorrecto. La ética pública analiza esos criterios para ver cómo conseguir que las regulaciones, políticas y prácticas públicas contribuyan al bien común, a través de una justicia social e integradora de la diversidad.

Hoy en día la Ética pública no se centra sólo en la integridad de los servidores públicos, representantes políticos e institucionales, funcionarios…sino que analiza la infraestructura social y política que influye en el comportamiento de estas personas. Incluye también al sector privado.

Por ejemplo, la corrupción afecta a representantes públicos o funcionarios pero no se puede analizar al margen de la acción de empresas privadas.

Hay además organizaciones privadas que tienen capacidad de influir en las decisiones del sector público, promoviendo cambios en sus políticas, como las ongs o las universidades. Para ser creíbles, también deben abrir vías para que la sociedad compruebe la bondad social de su misión.

Una de las tendencias actuales de la Ética pública es lo que se denomina gobierno abierto. Son procesos en los que el Estado incorpora a actores sociales, como ongs o asociaciones, en la toma de decisiones y el seguimiento de sus políticas. Este modelo ayuda a que los ciudadanos, a través de organizaciones, desempeñen un papel en la configuración y supervisión del gobierno.

El Centro de Ética Aplicada centra sus investigaciones en esta área. Su objetivo es entender y facilitar estos procesos. Entre sus proyectos se encuentra el seguimiento del proceso de redacción e implementación del Plan de acción 2019-2020 de Gobierno Abierto de Euskadi. Un grupo de investigadores ha sido designado para proponer recomendaciones que mejoren la transparencia de la Administración, la participación de la ciudadanía y la rendición de cuentas.