Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Ética y tecnología

El Centro de Ética Aplicada participa en la reflexión ética sobre el impacto de la digitalización a través de actividades de docencia, investigación y transferencia que persiguen la humanización de la tecnología y la construcción de sociedades más justas e inclusivas.  

El desarrollo tecnológico está transformando la sociedad, desde la economía y la política hasta la cultura. Esta revolución abre nuevas oportunidades y plantea nuevos desafíos éticos relacionados con los derechos humanos y la dignidad de las personas. Cuestiones como el derecho a la privacidad o la transparencia en el diseño y uso de algoritmos, los retos que los nuevos contextos tecnológicos plantean son muy diversos y requieren nuevas reflexiones ética que el CEA asume como parte de su Misión.

Los cambios tecnológicos se han acelerado en los últimos años con la irrupción de la inteligencia artificial y la robótica. Los desafíos éticos que plantean están cada vez más presentes en las organizaciones públicas y privadas, con cuestiones como el uso de datos o de gran calado social como el cambio en las relaciones entre empleados y empleadores.

En este contexto, el Centro de Ética Aplicada ha desarrollado una nueva línea vinculada con la ética y la tecnología. Esta línea viene impulsada por la incorporación en los últimos años al centro de nuevos perfiles investigadores y la colaboración con la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, responsable de la formación de futuros profesionales y directivos que desarrollarán e implementarán nuevas tecnologías.

El CEA y la Facultad de Ingeniería impulsan iniciativas que incorporan la reflexión ética en la actividad docente, investigadora y de transferencia de conocimiento de la facultad a través del proyecto Tecnoética.

Una de las primeras acciones de Tecnoética ha sido incluir la competencia ‘sentido ético’ como una competencia evaluable dentro de los proyectos de fin de Grado y de fin de Máster de la facultad. Esta nueva competencia impulsa a los futuros ingenieros e ingenieras a tener en cuenta cuestiones éticas cuando realizan sus proyectos de investigación.

El Centro de Ética Aplicada participa, asimismo, en iniciativas de impacto público. Ha colaborado en la elaboración de la Declaración de Derechos Humanos en Entornos Digitales desarrollada por la Universidad Deusto. Esta declaración consta de 16 nuevos derechos humanos vinculados con la irrupción de los fenómenos tecnológicos y la generación de nuevos entornos digitales.

Entre esos derechos se encuentra el uso de algoritmos, la protección de la privacidad, el uso de los datos, el derecho a la digitalización, la garantía de disponer de una última instancia humana en la toma de decisiones, o cuestiones vinculadas a la economía, como los derechos de las personas consumidoras en el comercio digital.

Esta declaración se asienta en principios como la prioridad del ser humano sobre todas sus creaciones, incluida la tecnología, o la equidad y justicia universal en el acceso, protección y disfrute de los bienes y derechos que posibilitan una vida digna del ser humano.